Conscientes de la importancia de comer sano, decidimos abrir una tienda de alimentos ecológicos en Alcobendas. Mucha gente cree que comer sano consiste en tener una dieta basada en frutas y vegetales. Por supuesto una dieta sana debe incluir estos alimentos, pero también otros. Para comer hay que ser muy cuidadosos y selectivos escogiendo los alimentos que nos vamos a tomar, independientemente de que seamos omnívoros, vegetarianos o veganos. Lo importante es que el alimento que nos llevamos a la mesa esté libre de productos artificiales que perjudican gravemente nuestra salud. A continuación, vamos a exponer las razones por las cuales los alimentos ecológicos son buenos.

En la actualidad, los alimentos son una fuente de conservantes y aromatizantes, junto con otras sustancias que se le administran con la finalidad de alargar la vida de los mismos, hacen que duren más tiempo y que tengan más sabor y aromas. Los productos ecológicos o biológicos son totalmente naturales, lo que significa que con ellos no se han empleado productos químicos.

Los alimentos ecológicos en Alcobendas incluyen productos cárnicos, agrícolas, vinos y otras bebidas. Todos ellos llamados y etiquetados como alimentos orgánicos. Son alimentos buenos porque están libres de residuos tóxicos persistentes al no llevar pesticidas, antibióticos, aditivos o fertilizantes.

Tampoco contienen aditivos sintéticos, que son causantes de enfermedades como problemas del corazón, hiperactividad u osteoporosis. No contienen pesticidas químicos, responsables de muchas alergias, cánceres y asma; ni organismos genéticamente modificados, los cuales amenazan gravemente el medioambiente.

No tienen antibióticos. Los animales para consumo son tratados con homeopatía en caso de enfermedad, evitando que restos de antibióticos entren al organismo humano si se consume su carne.

Los alimentos que vendemos en Secretos de mami son realmente sabrosos, pues conservan su sabor original y tienen mayor calidad, porque son tratados con absoluto cuidado durante toda la cadena productiva.